jueves, 13 de octubre de 2011

Dos fechas importantes para resaltar. Discursos del Dr. Waldemar Roca Aguilera.

Dos fechas importantes para resaltar.
Discursos del Dr. Waldemar Roca Aguilera.

Por Abog. Oswaldo Roca Añez.


El pasado 10 de octubre se celebró el retorno de nuestro país a la vida democrática, la cual no se ha interrumpido por 29 años.

Hoy 13 de octubre, se celebra el Día del Abogado, instituído en 1.982.

Quiero resaltar en ésta última, como homenaje, reconocimiento y recuerdo a los colegas abogados la misión encomiable y fructífera que de una u otra manera les cupo desempeñar con éstas manifestaciones a los abogados y que contribuyeron para el feliz encuentro con la democracia, en partes de discursos del Dr. Waldemar Roca Aguilera en ocasión de su posesión como Presidente del Colegio de Abogados de Santa Cruz, en fecha 5 de junio de 1.982 y en la inauguración del Primer Congreso Nacional Extraordinario de Colegios de Abogados de Bolivia, donde se expresa el valor, el sentimiento y la meta que quienes escogimos ésta carrera debemos seguir, más aún en éstos tiempos en que se dice mucho sobre nuestra Democracia.

Veamos:

5 de junio de 1.982.

En el Salón Auditorio de la Casa de la Cultura de Santa Cruz de la Sierra se posesionaba a los cuadros directivos del colegio de Abogados de Santa Cruz.
Luego de su posesión y juramento el Dr. Waldemar Roca Aguilera leyó un discurso de los cuales resalto fragmentos en ésta ocasión:

Señoras y Señores:

Me es altamente honroso represental al Direcotorio del Colegio de Abogados de Santa Cruz que acaba de posesionarse y tener la oportunidad de exponer en éste acto, algunas consideraciones que traducen el pensamiento y las inquietudes de la Directiva que presido.
...De otro lado, las características formales de la presente ceremonia han sido rebasadas por una serie de factores concurrentes, para convertirla en una ocasión singular que nos obliga a exponer tópicos de interés gremial y otros de repercusión regional y nacional, a los cuales todo abogado está -por naturaleza de su profesión- íntimamente vinculado. Por ello mismo queremos acoger la inquietud de la colectividad, a la cual debemos aportar como profesionales y como ciudadanos.
Plan de trabajo:
Nuestra directiva ve como imperativo señalar y reiterar un plan de trabajo al que se debe sujetar su gestión, ...
...Hay aspectos internos en el Colegio de Abogados que hay que atenderlos: infraestructura administrativa, sede social que felizmente tienen un principio de gestión. Elaboración de un Estatuto orgánico, rEforma de la Ley de Abogacía y desde luego Defensa de nuestros afiliandos en el ejercicio de la profesión.
En cuanto a los aspectos esternos, asume lógica prioridad la defensa de la Constitución Política del Estado, la estructura jurídica del país y la vigencia efectiva de las leyes, así como de los derechos humanos.
...Tener relaciones más estrechs con la judicatura, es conveniente para coadyuvar en la buena distribución de justicia.
El Colegio de Abogados, cuya naturaleza y funciones le permite estar en contaco con la realidad social y cultural del medio, tiene que cumplir una elevada misión orientadora de la comunidad. Llenarán este objetivo, publicaciones, conferencias y comentarios de jurisprudencia.
... En síntesis, las líneas básicas de nuestra política insititucional son: Unidad que resguarde al Colegio de cualquier tipos de injerencia partidista o sectaria, servicio activo a la comunidad, defensa del prestigio y del ejercicio de la profesión, afirmación de la vigencia de la ley, difusión de la cultura jurídica, en suma, afirmar y defender la justicia, la libertad y los derechos fundamentales de la persona humana, sin descuidar la permanente preocupación por los intereses nacionales.
Aspiración:
Retorno al Estado de Derecho:
Es cierto que las exigencias de la vida contemporánea han determinado que el profesional abogado no pueda permanecer al márgen de la realidad política y social del medio en el cual desenvuelve su actividad. Lo contrario significaría una censurable falta de sensibilidad y un inadmisible conformismo. Esa realidad social y pol´tica, en nuestro medio, demanda un permanente e ineludible compromiso profesional.
Tal situación ha dado lugar a que diversos sectores de opinión formulen la necesidad de retornar a un Estado de Derecho, tema que desde luego está directamente relacionado con el quehacer jurídico nuestro. Los plantemientos ´-dichos ya en forma pública- han ido desde la reposición de un parlamento, hasta la inmediata convocatoria a elecciones generales.
Respetamos tan importantes sugerencis, porque creemos que todas ellas están inspiradas en el sincero deseo de contribuir a la solución integral de los problemas nacionales.
... Convengamos, pués, en que el retorno a un Estado de Derecho en Bolivia, no sólo es constituir los tres órganos del Estado, sino que en la práctica funcionen plenamente con la más alta responsabilidad que demanda la Nación. Que sus actos estén ceñidos a la propia Constitución y a las leyes. De esta manera, el Estado de Derecho al que aspiramos todos los bolivianos, no sea una mera sutileza, sino una realidad vital y digan en todos los órdenes de la vida nacional.
Convengamos también en la presencia de los poderes públicos, dentro de la exigencia Constitucional, vale decir como resultado de una consulta popular, es la mejor y más cabal expresión de nuestra soberanía. Debemos postular, definitivamente, a que desparezcan supuestos tutelajes que bajo el pretexto de "mandatos" menoscaban los sentimientos democráticos del pueblo boliviano y sus convicciones elgalistas y de justicia, que los hombres de derecho estamos obligados a sostener.
Dicho en otras palabras, deseamos y aspiramos a que en el futuro ningún grupo sea civil o militar se arrogue la representación del pueblo y se entronice en el poder con el único respaldo de la fuerza...



3 de Septiembre de 1.982, decía el Dr. Roca:

Señores:
Los abogados de toda Bolivia, nos econtramos reunidos en la tierra de don Ñuflo de Chavez, para dialogar tanto sobre aspectos estrictamente profesionales, como de los intereses del pueblo boliviano, bajo la organización de éste PRIMER CONGRESO NACIONAL EXTRAORDINARIO D COLEGIOS DE ABOGADOS.
Ya hemos dicho en otra ocasión -hace escasos dos meses- que la función del Abogado para con su comunidad, es muy grande y de mucha responsabilidad. Es el Abogado que desde tiempos inmemoriales, el que ha discutido y dictado las leyes, ha contribuido en la organización política de los Estados; ha luchado por la consolidación de las instituciones públicas; es el defensor nato del ordenamiento jurídico dle país, conforme a la Constitución Política del Estado; queremos decir, del imperio de un estado de derecho y el desenvolvimiento de sus instituciones, de acuerdo a las leyes del país.

De aquí resulta pues que el Abogado cumple con su función en la sociedad, porque, como dice Juan Bernardo Iturraspe, en su libro "Función Social de la Abogacía", "Por sr una de las profesiones más nobles, por estar colocada jerárquicamente por encima de las demás profesiones, por ser este el custodio del órden jurídico del Estado, de la Libertad y del Derecho, requiere, de parte de los llamados a ejercerla, una conciencia definida de sus obligaciones y  derechos y una perfecta formación ética".
Y los abogados, porque tenemos una concienca definida es que a través de nuestras organizaciones, como so los Colegios de Abogados, venimos haciendo conocer nuestra opinión jurídica en todo cuanto concierne al interés del Estado y a los intereses de la Sociedad.

En éste Congreso Nacional, nuestro aporte a la sociedad está en primer término, continuar reiterando la constitucionalización de los poderes del Estado. En éste aspecto, nos guía una posición jurídico-política que emana justamente del precepto legal de la Carta Magna. Un Estado que se margina de su Constitución Política, corre pues el riesgo, de ver perturbado su propio desenvolvimiento, de ver desquiciada sus propias instituciones y los gobiernos convertirse en dictadores. Es concenso nacional que la actual situación económica del país, para buscarle una solución viable y sin entreguismos, hay que hacerlo dentro de los moldes democráticos que señala nuestra Constitución Política del Estado, porque es imperativo devolver la confianza al pueblo boliviano y a la comunidad internacional. Esa vuelta a un estado de derecho, debe hacerse cuanto antes por los caminos que definan los partidos políticos, porque mientras más se demore, más padecerá innecesariamente nuestro pueblo...
Por lo demás, éste congreso al ocuparse de asuntos estrictamente gremiales, pero que interesan a otros sectores profesionales como el caso del Seguro Social para Abogados que no tienen dependencia salarial, o para reconocer el ejercicio porfesional concebido en la más amplia forma como lo sustentaremos en el Congreso, desea fundamentalmente corregir la unidad de los abogados del país. Es nuestro mejor anhelo que todo los Colegios de Abogados, los más recientemente estructurados, puedan marchar sólidamente organizados para que se constituyan en verdaderos guardianes de la defensa de los interereses públicos. Somos los abogados que tenemos la obligación de asumir este importante como delicado problema, pero para ello es menester que la sociedad también comprenda que así como el abogado asume la defensa de los intereses de su pueblo, ese pueblo tiene también que respondera con su apoyo y con su confianza....
Señores: Al concluir, deseo reiterar dos aspectos fundamentales: 1) Que recogiendo el sentir del pueblo cruceño que está consustanciado con éste Congreso y por ello mismo orgulloso que los abogados de todo el país se encuentren en su seno, deseo traslucir ese pensamiento en sentido de que nuestras deliberaciones tengan un resultado positivo. Que de muestras al país y al mundo entero, que donde existe problemas comunes que exigen solución, allá están los hombres del dercho, dejando a un lado sus posiciones partidarias, pero con sentido ideológico, para poner al servicio público sus conocimientos y experiencias; 2) En el sentido del sector profesional, que sirva ésta reunión como permanente llama votiva para que los abogados respondiendo a nuestra comunidad, nos convirtamos en la confianza pública, porque así nos impone una ética...
Dr. M. Waldemar Roca Aguilera